abril 14, 2024

5 reglas para mantener un smartphone en perfecto estado

En el mundo moderno de hoy en día, los smartphones se han convertido en una parte integral de nuestras vidas. Estos dispositivos inteligentes ayudan a las personas a resolver múltiples tareas importantes, a relajarse y a hacer nuestra vida más fácil e interesante. Pero como cualquier otra pieza de tecnología, un smartphone puede fallar mucho antes de lo esperado debido a un uso inadecuado.

Y como la mayoría de los smartphones son bastante caros, naturalmente queremos que nos sirvan el mayor tiempo posible y que conserven su aspecto original. En este artículo, recopilamos varios consejos básicos para ayudarte a disfrutar de tu dispositivo durante más tiempo. Sigue estos consejos de Movical:

1.Accesorios para proteger el teléfono

Después de comprar un nuevo smartphone, normalmente no podemos esperar a llegar a casa para probar todas sus mejores características. Pero no nos olvidemos de una cosa muy importante que hay que hacer antes de poder disfrutar de nuestro nuevo gadget. Adquirir accesorios adicionales para el teléfono es crucial si queremos mantener nuestro nuevo dispositivo protegido de cualquier daño. Por desgracia, los usuarios a menudo se niegan a comprar accesorios de protección para el teléfono, creyendo que es sólo una pérdida de dinero. Sin embargo, como demuestra la práctica, muchas veces una película protectora en la pantalla o una funda de buena calidad no sólo pueden ayudar a mantener el aspecto del teléfono, sino también ahorrarte dinero en reparaciones adicionales.

Elige una funda resistente al agua y a los golpes. Si se te cae accidentalmente el teléfono al suelo o incluso al agua, lo más probable es que resista el impacto. La textura de una funda protectora debe ser suave por dentro pero lo suficientemente firme por fuera. Quieres estar seguro de que tu gadget no sufrirá arañazos, pero aún así será capaz de sobrevivir a las caídas.

2. Temperatura del aire

Quienes viven en lugares donde los inviernos son fríos y nevados tendrán que tener en cuenta la temperatura del aire para mantener un smartphone en las mejores condiciones. El frío es el principal enemigo de cualquier dispositivo móvil. Las bajas temperaturas hacen que los smartphones se descarguen más rápido, funcionen más despacio o incluso se reinicien aleatoriamente. Para evitar este tipo de problemas asegúrate de no exponer tu teléfono a bajas temperaturas, por ejemplo, llevándolo en el bolsillo interior de tu chaqueta.

Si ocurre que tu teléfono se ha descargado en el frío, no te apresures a encenderlo de inmediato. Vuelva a casa después del frío y deje que el dispositivo se caliente a temperatura ambiente. De lo contrario, puede producirse condensación en el chip del smartphone, lo que puede provocar un cortocircuito.

3. Limpiar la basura

Maneje su dispositivo inteligente como un organismo vivo, que acumula basura durante su funcionamiento y necesita ser limpiado de vez en cuando. Este consejo es especialmente útil para los smartphones que funcionan con el sistema operativo Android. Eliminando la caché innecesaria y los archivos residuales, así como liberando memoria RAM, puedes reducir significativamente el número de fallos en tu smartphone. Existen numerosas apps que se ofrecen para ayudarte a eliminar toda la basura del dispositivo, solo tienes que elegir la que más te guste.

4. Carga el smartphone correctamente

La batería del smartphone empieza a perder su capacidad después de unos 500 ciclos de carga, pero este momento puede llegar mucho antes si cargas el teléfono de forma incorrecta. Intenta mantener los ciclos de carga completos, es decir, no empieces a cargarlo cuando aún quede algo de batería. Pero al mismo tiempo no esperes a que esté completamente descargada. El mejor momento para empezar a cargarlo es al 15% de la batería.

Si estás en una zona sin red, lo mejor será apagar el teléfono por completo. De lo contrario, buscará constantemente una red y se descargará mucho más rápido. Un funcionamiento intensivo tiene un efecto perjudicial sobre la batería. Además, un gran consejo es no conectar el cargador del coche al teléfono antes de arrancar el motor, ya que un cambio tan rápido de electricidad puede dañar el teléfono.Y recuerda utilizar siempre cargas y accesorios originales. Los análogos baratos y de baja calidad pueden dañar el teléfono o acortar considerablemente su tiempo de funcionamiento.

5. Mantén limpio el smartphone

Hace tiempo que se ha demostrado que los dispositivos móviles con grandes pantallas táctiles son muy prácticos. De hecho, esta característica única los ha hecho tan populares. Pero a veces el uso de la pantalla táctil puede llegar a no ser tan agradable como antes. Por ejemplo, cada vez es más difícil deshacerse de cualquier arañazo o mancha en la pantalla táctil con el paso del tiempo. Por eso es crucial mantener la higiene del dispositivo al máximo nivel, sobre todo porque el smartphone toca a menudo la cara y las orejas. Las bacterias y microbios, acumulados en el dispositivo, pueden causar irritación de la piel e incluso provocar la aparición de acné. Para evitar este problema ten en cuenta unos sencillos consejos sobre cómo limpiar tu teléfono.

En primer lugar, lee el manual de instrucciones de tu teléfono para conocer las opciones de limpieza. Ten en cuenta que la mayoría de los dispositivos pueden dañarse con sustancias cáusticas como ácidos, álcalis y disolventes. Algunas pantallas táctiles no toleran ni siquiera el alcohol de quemar. El siguiente paso es apagar el dispositivo antes de limpiar la pantalla. Utilice un paño especial con microfibras. Este tipo de tejido elimina muy bien la suciedad, sin dejar arañazos en la superficie de la pantalla táctil. Muchas tiendas también venden pulimentos especiales o toallitas húmedas, que ayudarán a mantener limpio el dispositivo.